¿Qué entendemos por DOMA NATURAL?

 

La doma natural es el entendimiento del comportamiento y funcionamiento del caballo en su estado natural y la aplicación de tal entendimiento en la doma, lo que favorece su cooperación y su bienestar.

 

La palabra doma viene del Latín domus, casa, al igual que la palabra domesticar. Entonces, engloba el entorno y desarrollo del caballo, su manejo, mantenimiento y uso en cualquier forma o disciplina ecuestre.

 

La Asociación Nacional de Doma Natural se constituye con el fin de difundir los conocimientos de la doma natural. Se basa en dos pilares: las ciencias naturales de la etología, la fisiología y la psicología aplicadas a la doma; y la sensibilidad humana respecto al bienestar físico y mental del caballo.

 

La observación rigurosa de los animales en la naturaleza, de sus condiciones de vida y su comportamiento, es el fundamento de la etología, una rama menos conocida de la biología pero de suma importancia en el trato con los animales.

 

La doma natural empieza con el estudio de los caballos que viven en libertad completa y sin manejo, los que normalmente consideramos salvajes.

 

Sin embargo, la gran mayoría son cimarrones, es decir, son los descendientes de los caballos domésticos escapados que se crían y viven según sus pautas ancestrales heredadas genéticamente.

 

Viven en bandas, nunca solos. Su mayor preocupación es protegerse contra los depredadores, lo cual les hace estar vigilantes, comunicarse bien, unirse y huir en sincronía.

 

No compiten por la hierba ni por otros recursos; entonces no tienen concepto del control ni del estatus social. Tienen rol distinto según su edad y género, pero ninguno se impone como dominante ni líder; lo que les importa es vivir en paz y armonía para estar preparados cuando se encuentran atacados, y juntarse en un bloque para que el depredador se confunda.

 

Entonces se dejan domar y montar porque en el fondo no quieren destacarse, quieren sentirse parte de una masa con la cual se sincronizan. Para ellos, esto es estar seguro.

 

La doma natural es: ganar su confianza para que quieran unirse con nosotros y sincronizarse con nuestros movimientos cuando les montamos.

 

No podemos ganar esta confianza si no sabemos como nos ven, si no entendemos sus comunicaciones, si no nos comunicamos de manera que pueden entendernos, si están incómodos, si viven en condiciones que les deja frustrados, estresados o de mal humor.

 

Su filosofía se encapsula: todos juntos contra los lobos.

 

También puede ser la nuestra: todos contra la brutalidad, la ignorancia y el egoísmo.